Archivos por Etiqueta: tricornios

juicio en burgos

gc1EL AÑO PASADO viví una corta luna de miel con la guardia civil española y escribí, entusiasmado, una entrada de mi blog sobre ‘tricronios en Bruselas’. Nuestro amor, en este caso, no ha durado tres años. No ha podido ser: hay una gran diferencia entre tratar con capitanes guardias civiles a vérselas con agentes como el cabo Rodrigo, cuyo cumplimiento (mal digerido) del reglamento, sin pasarlo por la materia gris, me ha costado injustamente varios centenares de euros y muchas molestias.

No, no se trata de multas de tráfico, que beso ese dinero cuando me toca pagar pensando en los muertos que nos estamos ahorrando con tantos accidentes de tráfico menos. Estamos hablando (pienso) de abuso de autoridad y de negligencia profesional, o por lo menos de falta de professionalidad. ¿Les cuento?  Sigue leyendo

Anuncios

tolerancia cero

El programa de Obama promete parar la entrada de sin papeles; pero al mismo tiempo dar una oportunidad a los más de 22.000 que malviven como clandestinos mientras los neocons intentan que Washington cierre la frontera a los extranjeros. El caso del reverendo James Manship, en East Haven (Conneticut), ha sucedido con Obama recién llegado a la Casa Blanca. Y el presidente tendría que hacer algo que evitar que se volviera a repetir. Consciente de los abusos policiales contra los latinos, el sacerdote grabó en vídeo una redada contra inmigrantes antes de ser detenido arbitrariamente por los agentes que cacheaban a un ecuatoriano. El principio de la tolerancia cero, pensado contra el crimen y la inseguridad ciudadana, se aplica ahora en Estados Unidos contra ciertas comunidades de inmigrantes (especialmente contra los latinos) que pueden tener problemas de papeles pero que no son delincuentes. Sigue leyendo

tricornios en bruselas

Me hace gracia cuando escucho cuestionar el europeísmo de los europeos: que si los irlandeses dicen que ‘no’ a Europa en un referundum, que si los británicos no quieren entrar en el euro, que si los polacos no comparten nuestros valores: ¿qué se yo?: me da igual: decir hoy que los europeos estamos en contra de Europa es una completa sandez.

Esta semana he estado en Bruselas con una cuarentena de capitanes de la Guardia Civil que preparan su ascenso en la Academia de Oficiales de Aranjuez. En 10 años, estarán al frente de la Benemérita. Ya mandan mucho, pero son la generación de recambio: la nueva cúpula dirigente de la Guardia Civil.

Venían a visitar las instituciones europeas, con la mente abierta, sin el tricornio aunque sí con el espíritu de servicio puesto: conscientes de su papel en la sociedad civil, ilusionados con las puertas que abre Europa para el desarrollo profesional.

Confieso que nunca he conseguido sentirme a gusto con el poder y con la autoridad, que siempre mira uno con cuidado: por si las moscas. Pero reconozco que ‘mis’ guardias civiles de esta semana, a los que he contado cómo funcionan las instituciones desde la perspectiva del corresponsal que es conferenciante externo de la CE, me han llegado al alma. Los traía a Bruselas Marta Múgica, responsable en España de “Team Europa” y de los programas de comunicación con la sociedad de la Comisión Europea. Y Marta estaba tan encandilada como yo por la altura intelectual de nuestros visitantes: hombres y mujeres, europeos y europeas que, sin el traje verde nos parecían tan vulnerables como usted y como yo.

Los ‘civiles’ que he tenido el honor de conocer esta semana en Bruselas eran inteligentes y se les veía preparados, sensibles a las dificultades de hacer Europa: humanos.

Conscientes de que necesitan conectar más con Europa y con los ciudadanos. Venían de visitar el Parlamento Europeo, donde se habían hecho fotos todo ufanos en el hemiciclo, antes de que nos sentáramos a descifrar juntos el ‘spagetti’ de la co-decisión, tan importante (tal vez) pero tan infumable, tan imposible de entender para el ciudadano de a pie e incluso para los mismos europarlamentarios.

¿Qué les preocupa a nuestros jóvenes cachorros de la Guardia Civil? Pues lo mismo que a usted y lo mismo que a mi.

Saber si los líderes políticos europeos darán la talla para sacarnos de la crisis: por qué el dinero de Europa no es más asequible al ciudadano  sin que tengas que hacer una tesis doctoral o pagar a un consultor para conseguir ayudas o beneficios de un programa europeo: cómo nos ve el amigo norteamericano: ¿debemos dejar entrar a los turcos en el club?: por qué no nos cuentan mejor Europa nuestros políticos: ¿cómo es eso de que los eurodiputados no saben idiomas?: si los irlandeses han dicho que ‘no’ una vez al Tratado de Lisboa, ¿es legítimo y democrático seguir insistiendo hasta que digan que sí?

La hora y media de ‘brainstorming’ se nos quedó corta. Porque ellos querían saber más y más; Marta y yo también. Los periodistas tendríamos que dedicar un poco menos de tiempo a los políticos y mucho más para escuchar a la sociedad civil, incluso si son militares… y llevan tricornio.

el cabo rodrigo

guardia_civil_trafico1UN JUEZ me acaba de absolver y quiero que quede constancia pública de por qué he tenido que sentarme en el banquillo por primera vez en mi vida. En enero la guardia civil de tráfico de Burgos me quitaba 7 puntos porque iba hablando por el móvil mientras conducía y porque el carnet que llevaba encima era el que me había sacado en Estados Unidos. Coche inmovilizado y exceso de celo del agente de tráfico que me mandó desde Burgos a Bruselas a buscar mi carnet de conducir europeo mientras mi coche se quedaba esperando en el aparcamiento de un hotel.

No tengo vídeo de mi diálogo surrealista con el cabo Rodrigo de la Guardia Civil, pero la próxima vez aviso de que voy a seguir el ejemplo del padre James Manship, de East Haven (Conneticut, EEUU) a quien se le hizo justicia gracias al testimonio de la grabación que le hizo a un policía. Sigue leyendo