Archivos por Etiqueta: muerte

cuando la vida es una tortura

Dicen que la esperanza es lo último que se pierde, pero, ¿y cuando se pierde?, ¿que queda?. Para Craig Ewert, su vida acabó hace muchos años cuando se le diagnosticó una enfermedad neurológica incurable que produce la progresiva paralización del cuerpo. Ewert decidió morir, grabarse y ahora, la televisión británica, ha decidido mostrar la muerte del cuerpo en directo, el fallecimiento de su esperanza no lo veremos.

“Optar por seguir vivo era lo mismo que elegir el camino de la tortura, en vez de finalizar este viaje y emprender uno nuevo”. Estas fueron las últimas palabras de Craig Ewert, un académico jubilado de 59 años, poco antes de beberse un vaso con una dosis mortal de somnifero con ayuda de una pajita. El golpe a la sensibilidad es potente: lo ha hecho ante las cámaras en un documental que ya está dando la vuelta al mundo, la primera emisión de un suicidio asistido en la historia televisiva.

Polémica servida. Dos bandos, como en todo. Unos dicen que se trata de una fascinación macabra del camino a la muerte. Los defensores, con la propia esposa de Ewert, Mary, al frente confían en que ayude a la gente a “afrontar sus temores” ante el “tabú” de la muerte. En uno de los momentos de la grabación, Craig le da su último beso antes de beber el líquido, y Mary le responde: “Buen viaje. Te veré alguna vez”.

La coincidía con el anuncio de que la justicia británica no imputará a unos padres que ayudaron a morir a su hijo de 23 años, enfermo terminal, en la misma clínica de Zurich a la que acudió Ewert.

Duro documental, durisimo tema: el derecho a morir dignamente

Querida mujer

Querida mujer: sé que te he tenido mucho tiempo olvidada y que escribo demasiado tarde. Sé que he girado la cara hacia otro lado y no me he querido dar cuenta de la realidad. Sé que he sido cobarde y que no te he ayudado a ser valiente. Sabía tantas cosas y me arrepiento tanto. Pero ahora, mujer, aunque sea demasiado tarde para ti, aunque sea demasiado tarde para cientos de mujeres más, quiero llevar tu estandarte y evitar que la tragedia se vuelva a repetir.

No al maltrato, no a la violencia contra la mujer. Tolerancia cero