Archivos por Etiqueta: juncker

fumando espero

europe_working_in_progress

Europa, en construcción.

No quiero contarles cómo nos sentimos los que tenemos que trabajar cada día en el barrio europeo, en el corazón de Bruselas y en el corazón de Europa. La última gracia que se les ha ocurrido a los arquitectos del Gobierno (belga) es subir tres centímetros el edificio del Résidence Palace, donde está el Centro Internacional de Prensa, para ampliar el Consejo. Cada vez que se reúnen los líderes europeos se diría que también se dedican a moverse entre andamios, en complejas coreografías de diseño estratégico con las que se va construyendo Europa.

España, dice Zapatero, estaría dispuesta a contribuir voluntariamente al fondo europeo de entre 5.000 y 7.000 millones de euros destinados a países en vías de desarrollo, empezando por los del Este miembros de la UE. Pero Hungría encabeza el grupo de disidentes que, una vez más, consideran insuficiente esa cantidad para firmar el acuerdo de Copenhague que deberá sustituir el protocolo de Kyoto. Seal the deal! reclama Naciones Unidas, pero para llegar a un acuerdo es necesario que alguien pague la factura.

Después de 24 horas de reuniones en Bruselas, los 27 se han despedido esta vez sabiendo que nada de lo que han hablado tiene fácil solución y que seguramente les espera una o dos cumbres extraordinarias antes de Navidad para resolver las divergencias sobre los cargos institucionales. Aparte del cambio climático y la financiación de los ricos, para que los países puedan adecuar sus estructuras a las exigencias de una economía sostenible.

Del resto ya sabíamos que no íbamos a poder dar noticias. El presidente de Europa (del Consejo Europeo en realidad), tendrá que esperar. Ahí se quedan, fumándose un puro, Tony Blair y Paavo Lipponen, Jan (HarryPotter) Balkenende y Jean-Claude Mr.Euro Juncker, aparte de don Felipe González… y los candidatos (menos identificables) para el puesto de Alto representante para la política exterior de la Unión.

Sigue leyendo

buscando al mono

Con la crisis financiera, la verdad es que se nos ha puestos a todos cara de gilipollas, pero los líderes del mundo mundial siguen buscando monos. Un día llegó al pueblo un señor bien vestido que se instaló en el único hotel que había y puso un aviso en el periódico local:

Compro monos a 10.

Los campesinos, sabiendo que había monos a espuertas en las afeuras, salieron como locos a cazarlos. El hombre compró los cientos  de monos que le trajeron: a 10 cada uno y sin rechistar. Pero como iban quedaban pocos monos, y cada vez resultaba más difícil  cazarlos, los campesinos perdieron interés. Entonces el  hombre ofreció 20 por mono, y los paisanos corrieron otra vez al bosque. Los monos iban mermando y el precio iba subiendo… El hombre elevó  la oferta a 25, y los campesinos se afanaron para cazar los pocos monos que quedaban. El hombre ofreció entonces 50 por cabeza, pero como tenia negocios que atender en la ciudad dejó el asunto de los monos a cargo de su ayudante. Ya sin el jefe, el ayudante se  dirigió a los campesinos:

Fijaros en esta jaula llena de monos…Os los vendo todos a 35 cada uno, y cuando el jefe vuelva, se los revendeis a 50.

Los campesinos juntaron el dinero que tenían, compraron los miles de monos que había en la jaula y esperaron el regreso del ‘jefe’. Pero el jefe no volvió ni vieron nunca más a su ayudante. Lo único que tenían ahora era una jaula llena de monos, comprados con los ahorros de toda la vida.