Tag Archives: estados unidos

la estrategia de obama

 

No hace falta ser pro-nada para reconocer el trabajo bien hecho. Esta mañana temprano me he encontrado con el vídeo de la estrategia de campaña del candidato Obama para 2012 y, a pesar de la hora intempestiva (?), me he dado cuenta de que la boca se me había quedado abierta de asombro. Nadie como los norteamericanos nos pueden enseñar tanto sobre el uso de las técnicas de comunicación. Incluso al final del vídeo, el director de campaña confiesa con la mayor naturalidad del mundo que todo lo que esperan poner en marcha puede desaparecer de un plumazo; porque lo que no funcione para comunicar, lo quitarán de la estrategia. Una estrategia que persigue, como principal objetivo, luchar cuerpo a cuerpo por cada voto con un ejército de voluntarios, como hace cuatro años pero aún más a lo grande.

Barack Obama ha defraudado a muchos cientos de miles de sus votantes, pero en 2012 está dispuesto a volver a ilusionar. Su director de campaña nos da la primera imagen de lo que parece moderno, abierto y conectado con la base, con los votantes. Quien ha cubierto alguna elección en EE.UU. sabe lo poco democrático que parece un proceso en el que el dinero es lo que cuenta. Un sistema que no elige a su presidente por votación directa, sino por un sistema de compromisarios que hace dudar de su representación  real. Lo vimos en 2000, cuando Gore superó por varios cientos de miles de votos a Bush… y perdió las elecciones.

Poco ha cambiado desde entonces en un sistema de votaciones que más parece salido de un país tercermundista. Pero al margen del poder del dinero y de los poderes fácticos, el largo proceso para elegir a un presidente que comienza ahora, un año y medio antes, empieza teniendo en cuenta a las bases, a los votantes, uno por uno. A nosotros nos va a servir para ir conociendo las nuevas técnicas de markéting político y de comunicación. No solamente electoral, aunque con unas elecciones generales en España para la próxima primavera, nuestros partidos políticos me los imagino conectados en línea directa con el “modelo norteamericano”. A ver cómo nos venden ellos lo que nos cuenta este vídeo.

Blago, despedido

Blagojevich Corruption ProbeBlago es ya historia… El que fuera hasta hace solo unas horas el gobernador del estado de Illinois, Rod Blagojevich, ha sido mandado a paseo por el mismo senado estatal en el que empezara su vida política el presidente Barack Obama. Continue reading

majo magín

magin_revillo_usa1Mi nombre es… Magín Revillo, corresponsal de RNE en Washington durante los últimos diez años y, desde hoy, responsable de [a] news en Estados Unidos. Asturiano de raíces maragatas he decidido parar de corrrer, corriendo, mientras Barack Husein Obama hacía que juraba el cargo de presidente de los Estados Unidos de América. Convencido, como él, de que siempre en la vida hay una segunda oportunidad, aparco mis pasiones radiofónicas para reinventarme en el pais del tío Sam. Hasta ahora había trabajado en periódicos, revistas y televisión.

Había dirigido informativos y programas en la radio. Me han dado premios con los que sentirme satisfecho, pero lo que confieso que lo que más me ilusiona es ver como mis hijos crecen aceptando el mundo de diferencias que les rodea. Toca seguir abriendo los ojos, toca seguir aprendiendo, toca seguir contándolo en voz baja para que nunca se rompa la esperanza. Por delante han quedado pasiones y querencias.

Radio Nacional de España fue mi escuela y mi vida desde que nuestra democracia empezo a enseñar la patita por debajo de la puerta. El Pensamiento Astorgano, La Voz de España, Comunicación XXI, Diario 16 y la revista Tiempo me ayudaron a poner ideas y proyectos en orden. Hice mi bautismo televisivo en la autonómica Telemadrid y en lo que siempre he considerado mi fichaje estrella. Gracias a una buena boda supe dar la espalda a ofertas tentadoras. Hice y hago siempre lo que me ha dado la gana. Hasta cruzar el charco fui capaz hasta de vivir un año sabático en tierras de la Cerdaña.

Nunca he sido rico pero siempre he procurado tener una maleta en la mano. Diez años en los Estados Unidos dan lo que Salamanca no presta. Media2U será el nuevo juguete al que dedicar mis sueños. Mañana será otro día, pero hasta que llegue podré seguir contándolo a mi manera. Toca seguir abriendo los ojos, toca seguir aprendiendo, toca seguir contándolo para que nunca se rompa la esperanza. Nos vemos en [a] news, la agencia de corresponsales que ha puesto en marcha mi amigo José-María Siles.

abraham obama

obama-lincoln-lk0605d1Lincoln era blanco, pero hizo suya la causa de los negros. Obama es negro, pero ha hecho campaña como un blanco. Ahora, en el momento de su investidura como el presidente nº 44 de los Estados Unidos, Barack Obama ha escogido a Abraham Lincoln como su referencia histórica. ¿Va a tener él complejos de ser lo que es? Llegamos a pensar que los tenía cuando estaba en plena campaña electoral, pero entonces habría sido difícil y arriesgado aparecer como líder de los negros: por mucho consenso que provoque ahora, no habría gagado las elecciones. ¡Para nada! Ahora, de elegir a Lincoln y convertirse en líder negro va un abismo: no es eso, claro que no. Continue reading

un grand merci, sarko

España estará (casi) seguro en Washington y el favor se lo debemos a Monsieur Sarkozy, que ha sacado pecho por España y nos ha cedido la silla de Francia: “¿Cómo se va a quedar fuera la 8ª potencia económica del mundo en una reunión donde están las 20 más importantes: no es un problema de ideología, es un problema de sentido común”, dice a los periodistas el presidente francés. Sarkozy asistirá como representante de la UE.  ¿Y España representará los intereses de Francia? Bueno, algo tenían que inventarse: bien trouvé, quand même! ¿Zapatero hablando en francés? Por qué no: todo un ‘scoop’, una primicia histórica. Ya en serio: a ZP tendrían que prepararle alguna intervención en la lengua de Rousseau. ¡Habrá que tener un detalle!

[blip.tv ?posts_id=1452579&dest=-1]

ZP interpretó su papel en la rueda de prensa de ayer, en Bruselas: “Tenemos que ser muy prudentes… y pacientes: la última palabra la tienen los que convocan, y no es fácil.” ¿Tiene que decidir Bush si España es invitada a la cumbre de Washington, el 15 de noviembre? Digo yo que, en todo caso, será Obama quien de el visto bueno final, ¿no? Porque George W. Bush no puede tomar ninguna decisión sin contar con el presidente electo: faltaría más. Bush no es ya un ‘pato cojo’: es… ¿qué es Bush? Se me ocurren muchas cosas, pero no me atrevo con ninguna.

[blip.tv ?posts_id=1452547&dest=-1]

buenos días, barack

It was time, vaya que si era hora…

obama-capitolio3¿No sienten ustedes algo así como un alivio? ¿Como si nos hubieran quitado una losa de encima? Han sido 8 años para olvidar, un largo túnel de autismo e irracionalidad, de estúpidas opciones políticas, de ruleta rusa en las relaciones internacionales.

El 4 de noviembre también cayeron unos cuantos muros en los USA. El 4 de noviembre, lo dicen hoy los titulares, es el comienzo de una nueva era. Con Obama nada será igual. Su llegada a la presidencia podemos verla casi tan importante como el final de la esclavitud en EE.UU. por muy fuerte que suene. O por lo menos, el paso que nunca creíamos que se iba a dar. La siguiente revolución, tan importante como la elección de un presidente negro, llegará cuando una mujer sea presidenta del país más poderoso del planeta .

No tengo tiempo hoy de enrollarme mucho. Solo me gustaría decir una última cosa. Lo que mejor podría pasarnos ahora a los españoles es que Obama nos considere amigos suyos. Lo mejor que puede hacer nuestro ‘presi’ es buscarse la vida para hacerle una visita, que nos reciba cuanto antes al nuevo presidente electo. Tenemos muchas ganas de escuchar en el telediario una ‘frase histórica’, en español y en boca del primer presidente negro en toda la historia de los Estados Unidos, Barack Obama:

Buenos días, José Luis: ¡buenos días, ZP!

obama

¿Le compraría usted un coche a este hombre? Es la retórica pregunta que planteaba “The Economist” en septiembre de 1998 a sus lectores. Pero entonces la portada la ocupaba un alemán, candidato a la cancillería. El socialdemóctrata Gerhard Schröder, para dolor de nuestros agudos colegas del semanario neoliberal británico, le arrebató el poder en esas elecciones al democristiano Helmut (Josef Michael) Kohl, que llevaba 16 años sentado en la poltrona. Ahora “The Economist”, hastiado de la falta de liderazgo mundial de George W. Bush, grita a los cuatro vientos que ya toca, que es hora de cambiar de aires.

Obama tiene todas las papeletas para ganar, si no se las roban como a Gore, hace ocho años. Es decir, que estamos a punto de asistir a un momento histórico, como tanto nos gusta decir a los periodistas. Así se lo escuché decir anoche a un ‘colegui’, en directo:

Por primera vez en la historia, un político negro y bien educado será el próximo inquilino de la Casa Blanca.

Yo me voy a alegrar: no porque sea negro y educado, sino por todo lo que Obama representa. En primer lugar, se haría justicia con los demócratas, que ganaron por más de 200.000 votos en el año 2000 y que habrían estado gobernando estas dos décadas si Al Gore, tan blando él, hubiera seguido contando ‘butterfly ballots’ en Florida. No me gusta hacer política-ficción, pero me imagino mal una ‘foto de las Azores’ con Gore y Aznar. Obama ha aparecido por Florida, donde los jubilados blancos lo quieren un poco menos, con los Clinton: es todo un signo de que las cosas deben ir pero que muy bien para el senador de Illinois.

Estados Unidos vive uno de los momentos más bajos de su historia después los dos mandatos del hijo de Bush, bajo la sombra de los amigos (y de los negocios) del padre de Bush. MacCain es un buen chaval (?), pero ‘América’ necesita curarse las heridas de la ‘saga tejana’ de estos GB: dos guerras estúpidas, que han dejado vacía la caja, y pérdida de liderazgo y de influencia en el mundo. Los norteamericanos quieren alguien que les gobierne y les saque de la crisis después de los últimos cuatro años regidos por un ‘pato cojo’ (no es un insulto, que decir eso es políticamente correcto allí). Porque desde que fue reelegido, Bush ha sido un cadáver político.

Dicen las encuestan y las ‘exit polls’, que la mayoría de los norteamericanos que han votado parece que prefieren a Obama. ¿Por Obama o contra MacCain? Porque Obama, es verdad, no acababa de cuajar. A pesar del tipazo, del ‘glamour’ todos hemos visto de qué pie cojeba Obama. Tranquilos. ¡No hay nada como el poder para dar carisma! Ya verán cuando se le temple más la voz y sea ‘Mr. Presidente of the United States’. Esperando ese momento, parece que la participación será mucho más importante de lo normal, y eso favorecería a los demócratas. Aunque está por ver si los jóvenes acuden masivamente a las urnas, lo que daría una mayoría aplastante a Barack Obama.

MacCain y Obama se han hecho su autorretrato: el primero se ve como un ‘experienced warrior’, el segundo como un ‘cerebral advocate of pacient diplomatie’. No está mal. A ver lo que hacen luego. Yo no soy ‘Le Monde’ ni el ‘NYT’, pero también me puedo permitir en estos tiempos de democracia electrónica, hacer mi apuesta, ‘my choice’ en favor de uno o de otro. Me gustaría hacerlo como ‘The Economist’: con ironía, aunque sin retórica. Pero antes tengo que repasarme, con ustedes si quieren, lo que nos ofrece uno y otro.

Empiezo por la economía, que parece lo más prioritario ahora. Estados Unidos (y todos nosotros detrás) sufre las consecuencias de varias décadas de políticas económicas demasiado centradas en la reducción de impuestos, en el ‘hands off’ de la Administración de los destinos del sistema financiero, en la desregularización. Todos esos males ni son diagnosticados por el candidato republicano ni le vemos con intención de atajar sus consecuencias: MacCain lo único que ofrece, como remedio al derrumbe económico, es seguir reduciendo impuestos. Desde luego, como siga bajando el crecimiento, habrá desde luego muchos menos impuestos que recaudar. Obama lo ve de otra forma, tal vez más keynesiano incluso a la hora de planetar el gasto público. El líder demócrata quiere reformar el sistema de impuestos para hacerlo más justo y que paguen más (de lo que pagaban con Bush) lo que más tienen. Las clases medias serían las grandes beneficiadas.

¿Que harían uno y otro con Iraq y Afganistán? El único que habla de un plan para irse de Iraq, aunque no sea inmeditamente, nada más ganar las elecciones como hizo Zapatero, es Obama. Pero ninguno de los dos cerraría el capítulo afgano sin terminar antes con el problema talibán: o sea, que tenemos Afganistán para rato: eso a los españoles nos afecta por nuestros compromisos en la OTAN. ¿Qué harán en Irán: niunguno acepta que Teherán siga con su programa nuclear, pero no está claro qué proponen. O sea, que ahí: a esperarse cualquier cosa. Para terminar, ahora viene lo bueno y vamos a hacer un esfuerzo para creérnoslo: tanto Obama como MacCain dicen que van a cerrar Guantánamo. A ver qué se inventan luego.

Estados Unidos, tradicionalmente una sociedad abierta y tolerante, aunque violenta desde los tiempos del ‘far west’, está en crisis. Tras los ataques terroristas del 11/9 (qué curioso juego de espejos con otra fecha histórica que se acerca: el 9/11), el balance de su enroque autista no es positivo ni para los neocons:(con=idiota, en francés: pura coincidencia, querido Watson). Los norteamericanos tienen que encontrar una referencia para superar su crisis de identidad y de liderazgo. En Europa los queremos y los necesitamos. Aunque nos separen tantas cosas, nos interesa estar con ellos: juntos, que no revueltos.

Dicho todo lo cual, y llegados hasta aquí: ¿me escucha alguien? Pues para que nuestros amigos norteamericanos recuperen sus señas de identidad, y no corramos más zozobras innecesarios por la arrogancia y el unilateralismo: hay que desear que gane Obama.

vale, presidente

ZP estaba optimista en bruselas, y nos dijo por qué:

Es verdad José-María que los mercados están yendo mal, pero mi consejo es que mires el euribor: ahí puedes ver que el sistema bancario ha empezado a recomponerse.

A mí me interesa creerme lo que dice nuestro presidente, pero de ahí a que tenga razón… Iremos viendo. Lo que le aconsejan a Zapatero sus asesores es que venda gasto público, como hizo FDR en la gran depresión: hay que gastar, y el Estado va a dar ejemplo en España:

No son tiempos para reducir el gasto, de verdad: tenemos que empujar hasta que venga la economía de la innovación.

Por eso el Gobierno de Rodríguez Zapatero alerta de que nadie debe esperar una reducción de los gastos sociales. Promete  ZP que habrá también más dinero para I+D+i, para infraestructuras y para educación. Todo un programa en el que el Gobierno socialista arriesga. A todo ésto, todavía no sabemos si España será aceptada en la refundación del sistema financiero internacional.

Después de que Gordon Brown nos pasara la zanahoria por delante de las narices, si el presidente Bush (que de amigo, nada)  pasa de España para la cumbre financiera del 15 de noviembre, vemos al personal con la moral por donde anda la Bolsa: por los suelos. Claro que siempre puede venir el presidente Sarkozy, como dice, a cedernos el puesto Francia en la refundación del sistema capitalista. Lo cual tendría categoría de histórico y hasta de sublime: España representando a Francia en Washington mientras Francia, eso sí, representa a la Unión Europea. No hay nada como echarle imaginación a los problemas.