Archivos por Etiqueta: bce

mcluhan no tiene razón

esto es un diario 

controltv

Quiero decir, que ésto es un periódico. En la Autónoma de Bellaterra (Barcelona), donde estudié yo periodismo, aprendimos que el medio es el mensaje. Lo decia el filósofo candiense Herbert Marshall McLuhan (1911-1980), uno de uno de los grandes visionarios de la sociedad de la información.

Ahora lo entiendo. Desde que ha salido [a] news (un poco limitadilla, de momento)  me veo obligado de volver a la redacción, como un currito más y con el traje de bombero-periodista. Pierde cuidado, no me voy a enrollar con la deflación que se nos viene encima. elalmeria1Porque escuchando al comisario Almunia me doy cuenta de que debe ser todavía más peligrosa que otros cocos con los que nos asustaban antes de la crisis.

Como no quiero hablar de nada sesudo, que se me pone mal el cuerpo por la mañana, me he buscado una foto del Almería y ¡hala!: carretera y manta. Viva er Almería manque pierda, que es el equipo de mi pueblo y, además, la revelación en la liga española de este año.

Cuando Alfredo Urdaci, director de Informativos en TVE con el PP, me envió a Bruselas desde Nueva York para apagar no-sé-qué fuego, nunca podía imaginarme yo que acabaría en este fregao de la agencia de corresponsales: tan bonita, tan tierna, tan yogurcín… pero tan difícil de entender, por lo visto.

Mira que le hemos dado vueltas para contarlo: del derecho y del revés, por aquí y por allá. Que si las 5W, como todavía cuentan en la facultad de periodismo; que si los blogs, que si el boca a boca: nada, que no lo entiende la gente. Bueno, la gente, sí. Quienes no lo entienden son nuestros compañeros de profesión.

“Oye, que me ha llegado tu comunicado de prensa”, me decía ayer al teléfono un corresponsal en Bruselas a quien le acababa de enviar un correo con el nacimiento de la criatura. Qué comunicado de prensa ni qué narices: lo que yo decía en mi mensaje es que www.anews.eu está ya online. Punto pelota.

Termino ya, contento: he conseguido que el medio no me impida ver el bosque. McLuhan no siempre tiene razón.

los 20 fueron 26

familien1Sin ánimo de ofender a tantos sesudos analistas, y con la gente con el miedo en el cuerpo por la recesión de caballo que nos ha caído encima, me he puesto a plantear una pregunta a los que tengo cerca: mi familia, mis amigos, mis coleguis periodistas, el taxista que me lleva al aeropuerto, el del DHL que me trae un paquete, el asesor financiero, mis becarios…

¿Puede la reunión del G-20 contribuir a resolver la crisis financiera mundial?

A ver si nos aclaramos en este galimatías. El G-20, entre otras cosas, es el grupo de países reunidos a invitación de George W. Bush este fin de semana en Washington para refundar el sistema financiero mundial, según nos cuentan desde hace semanas, convencidos. Europa acude esperando tener fuerza para cambiar las instituciones finacieras: FMI, Banco Mundial y Organización Mundial de Comercio. EEUU pide paciencia, porque a la crisis todavía le queda recorrido y lo último que podemos hacer es recurrir al protecionismo, barriendo para casa.

No sé si lo hemos explicado bien. Me parece que no, pendientes como estamos de la silla donde se bush_zpsienta Zapatero. Pues aunque no acabe de enterarse uno con el galimatías de cifras, a la reunión asisten los países más ricos y los menos ricos: los llamados países en vías de desarrollo. Unos y otros quieren hacer algo, aunque no acaben de saber qué. Los ‘en desarrollo’ quieren más intervención del Estado en la regulación de los mercados, los grandes no lo ven tan claro. Todos dan su apoyo a las medidas anti-crisis puestas en marcha, aunque a Obama le parezca poco.

El resultado de mi encuesta es que no lo tenemos para nada claro: un tercio contesta que sí, que la cumbre de Washington servirá para ‘diseñar una nueva arquitectura financiera mundial’; otro tercio, que ná de ná: que ‘pa qué’. Y el resto de la gente… ni sabe, ni quiere saber.

Con resultados tan concluyentes en la mano, he decidido hoy tempranito, antes de que se me líe el día, mirar con ojos de ciudadano normal, no de periodista, algunas noticias que tengo encima de mi mesa sin decidirme desde anoche a darles el carpetazo.

El Banco Central Europeo, leo en un teletipo de EFE, considera que el euro ha evitado efectos adversos de la crisis. ¡Menos mal! El euro, que tanto hizo sufrir a nuestras economías domésticas, con el fracaso del ‘redondeo’, diseñado en Bruselas por Pedro Solbes; el euro nos ha evitado el diluvio universal. Aunque, hablando de ‘lluvias’, no tiene pinta de escampar.

solanaSuspiro profundamente, le pego un buen sorbo al café y me topo con una frase de Javier Solana. Y eso, señores, son palabras mayores. El alto representante para la Política Exterior y la Seguridad Común de la UE considera imprescindible e inevitable (cuidado: ‘imprescindible e inevitable’) dar entrada en las instituciones de gobierno mundial a los países emergentes, ‘ante lo rápido que se mueve el poder en el mundo de Occidente a Oriente’. Se lo juro: así de claro, don Javier, no se lo había oído decir a usted, nunca. Lo que no nos ha aclarado, se lo preguntaré cuando lo vea, es si no nos convendría ahora dejar que Turquía entre en la UE, porque los turcos mandarían algo en ese gobierno financiero mundial, con el petrodólar como nueva divisa de referencia y el FMI y el Banco Mundial con sede en los emiratos.

Termino con nuestro ‘ami français’, el banquero Trichet: que no sé si será amigo, pero que a la gente de la trichetcalle, con decirle que es banquero, ya no hace falta que ni le hagamos ni la pregunta de la encuesta, porque te dejan con la palabra en la boca mientras te lanzan el ns/nc. Pues don Jean-Claude se descolgaba así: “El BCE prevé que las turbulencias financieras debiliten la demanda.” Turbo… ¿qué? Vamos a ver. Lo menos que podemos pedirle, a los señores de la política, es que estén a la altura de las circunstancias y tengan el valor de llamar ‘al pan pan, y al vino vino.’

El mensajero nos dejaba su mensaje al preguntarle por la reunión de Washington:

Monsieur, ¿van a devolverme esos señores los 40.000 euros que he perdido con Fortis?