archivo | general Feed RSS para esta sección

envía ya tu vídeo

tú también puedes un ser corresponsal

Os hacemos un hueco, todo lo grande que sea necesario: un sitio para tus vídeos, con los corresponsales: siempre en busca de nuevos horizontes: somos [a] news, tu nueva frontera.

anews1

Buscamos tu estímulo y te ofrecemos nuestra experiencia. Somos un equipo de corresponsales donde la veteranía se combina con la juventud. Estamos aquí, al lado tuyo; y siempre donde ocurra la noticia. Como estábamos en Berlín, al pie del Muro, esperando ser los primeros para poderlo contar.

[a] news quiere es un sitio de referencia para corresponsales, y para quienes aspiren a serlo. Desde nuestra plataforma abierta, podemos llegar más lejos y a más gente. Internet nos acerca a ti. Acabamos de nacer y no queremos estar solos: queremos ir juntos: contigo, con vosotros. All together now! Todos juntos con [a] news.

Puedes enviar tus vídeos ya, nos importa en qué idioma: nuestro sitio va a llegar a todos los rincones del mundo donde haya un ordenador. Rellena un cuestionario en línea, aquí. Basta con que tengas alojado tu vídeo en algún servidor de internet, como youtube; o -mejor todavía- en blip.tv, si quieres más calidad. También nos lo puedes mandar en DVD o cualquier formato digital. Si tu vídeo nos gusta, te hacemos corresponsal. Es la democratización del periodismo: tú puedes ser corresponsal, tu videoblog nos interesa:  tú y tu cámara sois importantes para [a] news.

Somos periodistas, somos independientes… somos corresponsales.

guay woody

He visto Vicky Cristina Barcelona y me he reconciliado con Woody Allen. Lo tenía fácil conmigo nuestro querido y verborréico director de culto. Casi he visto todas sus películas. Era cuando íbamos de progres por la vida y había que ver el último Woody Allen en los cines de arte y ensayo (primero), en los multicines y en versión subtitulada (después). Luego empezó a cansarme. Era agotador: ¿no se podía callar un rato? Pero pasaron los años y cuando ya nos habíamos olvidado de sus películas, concretados en sus escándalos familiares, llegó Match Point y con ella Scarlett Johansson… y qué quereis que os diga: uno vive una segunda juventud y vuelve a sentirse progre otra vez.

Dadme una coartada y cojo el primer vuelo para Barcelona. Para reencontarme con el Mediterrani, con la luz, con la alegría y con el bullicio de Barcelona. 

Era un charnego cuando llegué allí y hoy me siento un apátrida europeo, o tal vez soy un ciudadano del mundo con 27 patrias… incluso más, ¿por qué no? Os dejo la música de Giulia y los Tellarini… y una foto de Scarlett con Javier Bardem: para que todos soñemos un poco.

Entrevisté a Woody en uno de esos hoteles lujosos de Manhattan donde las productoras citan a los periodistas para que, en fila india, vayan entrevistando a los protagonistas y al director de una peli que hay que lanzar. Fue difícil sacarle algo más que monosílabos: un ciezo, Woody.

Luego lo volví a verlo en su club de jazz, tocando el saxo: ‘pas mal’, pero igual de soso y aburrido. Et pourtant… este hombre lleva la magia del cine en las venas, y la sabe transmitir. No me importa reconocer que es difícil reconocer la obra maestra en la filmografía de Woody Allen (alguna hay); lo que es cierto también, nadie me lo puede negar, es que este hombre ha ido ganando con los años y que sus últimas películas las recordaremos con cariño.