archivo | ciudades Feed RSS para esta sección

magritte y perejil

funsMagritte tendría hoy más éxito del que tuvo cuando se dedicaba a pintar cosas extrañas, tan extrañas que para sobrevivir todo que hacer (como tantos otros) obra menor para carteles comerciales. Bruselas tiene por fin su Museo Magritte, el ‘raro’, el solitario, el enamorado de lo insólito, el que fue capaz de pasar hasta sus más ocultos pensamientos a un lienzo. Sigue leyendo

el agua es un derecho humano

Estambul 2009: 192 países, 3 príncipes, 3 presidentes, 5 primeros ministros, más de 90 ministros, 63 alcaldes y un presidenciable (Enrique peña Nieto) Más de 23.000 participantes y mucho bla-bla-bla por delante. Hablar por hablar es lo que quiere evitar la sociedad civil, que no consigue arrancar a sus dirigentes el compromiso de que el agua sea considerada un derecho humano, como dice la Carta de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU en su artículo 15.

En México hay una Comisión Nacional del Senado atrancada desde hace años por la falta de consenso político. Los activistas sociales insisten en que hay que dar base jurídica a los derechos del agua.

En Estambul tenemos la impresión de que este tipos de foros y reuniones son brindis al sol, aunque los optimistas creen que hay que presionar en todos los frentes, avanzar paso a paso. Los países desarrollados no somos siempre conscientes de lo que significa no tener agua, aunque a los españoles no nos tienen que contar. Con el agua del Ebro se ha hecho siempre mucha demagogia, desde los Gobiernos y desde los medios de comunicación públicos. Recuerdo cuando Urdaci, director de Informativos de TVE, me pedia ‘imágenes del Ebro con mucha agua’ en mis crónicas sobre el polémico trasvase del Ebro’. ¿Por qué lo haría, me he preguntado siempre?

envía ya tu vídeo

tú también puedes un ser corresponsal

Os hacemos un hueco, todo lo grande que sea necesario: un sitio para tus vídeos, con los corresponsales: siempre en busca de nuevos horizontes: somos [a] news, tu nueva frontera.

anews1

Buscamos tu estímulo y te ofrecemos nuestra experiencia. Somos un equipo de corresponsales donde la veteranía se combina con la juventud. Estamos aquí, al lado tuyo; y siempre donde ocurra la noticia. Como estábamos en Berlín, al pie del Muro, esperando ser los primeros para poderlo contar.

[a] news quiere es un sitio de referencia para corresponsales, y para quienes aspiren a serlo. Desde nuestra plataforma abierta, podemos llegar más lejos y a más gente. Internet nos acerca a ti. Acabamos de nacer y no queremos estar solos: queremos ir juntos: contigo, con vosotros. All together now! Todos juntos con [a] news.

Puedes enviar tus vídeos ya, nos importa en qué idioma: nuestro sitio va a llegar a todos los rincones del mundo donde haya un ordenador. Rellena un cuestionario en línea, aquí. Basta con que tengas alojado tu vídeo en algún servidor de internet, como youtube; o -mejor todavía- en blip.tv, si quieres más calidad. También nos lo puedes mandar en DVD o cualquier formato digital. Si tu vídeo nos gusta, te hacemos corresponsal. Es la democratización del periodismo: tú puedes ser corresponsal, tu videoblog nos interesa:  tú y tu cámara sois importantes para [a] news.

Somos periodistas, somos independientes… somos corresponsales.

[a] news is taking off

   

hace 19 años, la noche 9 de noviembre de 1989, cayó el muro de berlín y nosotros fuimos los primeros en llegar: hoy [a] news estaría en directo con caras conocidas del periodismo audiovisual, contando el otro lado de la noticia:

hacer (buena) información significa estar allí, entender lo que pasa y ser diligentes en contarlo.

en [a] news damos las claves para entender europa, con rapidez, rigor y credibilidad. siempre en primera línea de la información. 

el 9 de noviembre lanzamos [a] news porque la caída del Muro de Berlín simboliza lo que nosotros emprendedos. La caída de Muro de Berlín rompió esquemas: una buena noticia, la mejor en medio siglo de historia europea, era noticia. en [a] news buscamos nuevas fronteras, la noticia en positivo.

: el desafío, la búsqueda de nuevas fronteras, la noticia en positivo.

guay woody

He visto Vicky Cristina Barcelona y me he reconciliado con Woody Allen. Lo tenía fácil conmigo nuestro querido y verborréico director de culto. Casi he visto todas sus películas. Era cuando íbamos de progres por la vida y había que ver el último Woody Allen en los cines de arte y ensayo (primero), en los multicines y en versión subtitulada (después). Luego empezó a cansarme. Era agotador: ¿no se podía callar un rato? Pero pasaron los años y cuando ya nos habíamos olvidado de sus películas, concretados en sus escándalos familiares, llegó Match Point y con ella Scarlett Johansson… y qué quereis que os diga: uno vive una segunda juventud y vuelve a sentirse progre otra vez.

Dadme una coartada y cojo el primer vuelo para Barcelona. Para reencontarme con el Mediterrani, con la luz, con la alegría y con el bullicio de Barcelona. 

Era un charnego cuando llegué allí y hoy me siento un apátrida europeo, o tal vez soy un ciudadano del mundo con 27 patrias… incluso más, ¿por qué no? Os dejo la música de Giulia y los Tellarini… y una foto de Scarlett con Javier Bardem: para que todos soñemos un poco.

Entrevisté a Woody en uno de esos hoteles lujosos de Manhattan donde las productoras citan a los periodistas para que, en fila india, vayan entrevistando a los protagonistas y al director de una peli que hay que lanzar. Fue difícil sacarle algo más que monosílabos: un ciezo, Woody.

Luego lo volví a verlo en su club de jazz, tocando el saxo: ‘pas mal’, pero igual de soso y aburrido. Et pourtant… este hombre lleva la magia del cine en las venas, y la sabe transmitir. No me importa reconocer que es difícil reconocer la obra maestra en la filmografía de Woody Allen (alguna hay); lo que es cierto también, nadie me lo puede negar, es que este hombre ha ido ganando con los años y que sus últimas películas las recordaremos con cariño.