archivo | amigos Feed RSS para esta sección

tener miedo a los 20 años

zug3

La Alemania del Este tuvo que esperar a la reunificación de 1990 para modernizarse.

Vengo de París y voy a Leipzig, al festival de cine documental más importante de toda Europa del Este durante los años de la guerra fría. Me han invitado y me pagan dietas y hotel. Hoy no habría aceptado, pero entonces era distinto y no nos sentíamos comprados. De hecho, nunca nos ahorramos críticas ni reproches hacia una organización que tenía que dar siempre el primer premio a una película socialista y que debía reservar sitio de honor a un film soviético. Siempre.

Estoy en un tren expreso, que se acaba de parar en la frontera con la RDA, en Turingia. Cuando le doy mi pasaporte a un grepo me doy cuenta que no lleva visado, pero la carta del festival me salva. Aún así, me dicen algo que no entiendo. Todavía no sabía alemán y ellos el único idioma extranjero que hablan es ruso. Presiento que hay un cierto revuelo en el tren entre los agentes de seguridad y los revisores. No me pueden echar porque han visto un sello oficial en la carta y eso les puede crear problemas; pero tampoco me pueden dejar pasar sin visado. El problema para ellos debía ser importante. Sigue leyendo

Anuncios

josé-maría

José-María defies common stereotypes. Although he was born in Almería, in the heart of Andalusia, those who know him are quick to point out that his excessive perfectionism in work seems “more Swiss than Spanish”. Some would argue that José-María’s “Teutonic” work ethic has something to do with the fact that he has not only married a German, but has also spent long periods of time in that country as a foreign correspondent for the Spanish National Television (TVE). He not only covered the fall of the Berlin Wall in 1989, but became Bureau Chief in Berlin towards the end of the 1990s, covering the ups and downs of the reunification. However, the fact that José-María has spent most of his life darting across the globe as a journalist for TVE suggests that being a workaholic may be innate. Spending time as a foreign correspondent in Rabat, Sarajevo (during the siege), Madrid, Port-Au-Prince, Kinshasa, New York, Washington and finally Brussels, José María may have had to acclimatize to local cultures. But that has never meant adapting to local working hours, much to the annoyance of his family and friends.

topareños, os están mirando

topares_virgen

Topares, la procesión de agosto con la Virgen de la Nieves (Foto: Rufino Sánchez)

Forasteras y forasteros, mis queridos topareños, amigas y amigos.

Es un honor para mí abrir este año las fiestas en honor de la Virgen de las Nieves, unas nieves andaluzas que cuando caen acaban en el Atlántico después de recorrer toda Andalucía, de Este a Oeste, llevadas por el río Guadalquivir.

Topares siempre ha sido un pueblo rico, aunque estuviera tan olvidado que parecía que no existiera. Los que mandaban (fuera) no se preocupaban de que existiera; mientras vosotros, los de dentro, no os dábais cuenta de vuestro poder.

En eso llegó una mujer valiente, una abuela aguerrida: María Serrano, doña María. Y doña María le escribió una carta a Franco. Para que os pusieran una carretera, para que os llevaran el agua a vuestras casas, para que las calles no estuvieran a oscuras y para que vuestros niños no tuvieran que irse (todavía niños) a estudiar fuera.

Topares existe porque, juntos, los topareños lo inventaron.

Antes de hacer periodismo fuí profesor de básica, maestro escuela en Topares antes de que Franco muriera. Topares era entonces una aldea perdida y olvidada de dos centenares de vecinos, pero que vibraba de calor humano y ganas de vivir. Aquellos dos fríos inviernos que pasé en Topares como maestro se me quedaron marcados. Luego pude comprobar que yo también dejé huellas aquí. Ésto es lo que me escribía, no hace mucho, un alumno mío de aquella clase de grandes y pequeños (mezclados) que me tocó enseñar.

Cuando te veía dar las noticias en Alemania, en Bruselas o en cualquier otro país, imaginaba cómo habías conseguido pasar de maestro de escuela de un pueblo, con máquina de fotos en ristre, a corresponsal de televisión en los lugares mas insospechados. (…)

Aquel alumno mío de Topares que hoy está escuchando, entre vosotros, reconocía que aprendió en aquella escuela destartalada y sin medios, la importancia del “esfuerzo para conseguir lo que te propones, del sacrificio para llegar, de la libertad con la que tienes que hacerlo, de la confianza en uno mismo.”

Mis queridos alumnos, mis queridos topareños: yo también os he llevado como referencia en estos años de corresponsal. En Berlín y en Nueva York; en Rabat o en Bruselas; en Beyrut, San Salvador o Puerto Príncipe, capital de uno de los países más pobres del planeta, con la gente luchando por sobrevivir, enfrentándose a las injusticias y al olvido de los poderosos. Como vosotros.

Una película que hicimos juntos, Anticrónica de un pueblo (Topares, 1975), sirvió para demostrar a España entera que existíais y que teníais futuro. Ahora sois una aldea global, con ayuda de internet.

Esta tarde estamos aprendiendo en este patio del colegio una lección de la Historia, de nuestra historia. Y me estoy acordando de gente como vosotros, muy lejos de aquí, que también reclaman sus derechos: el derecho a saber, el derecho a ser libre. Desde Topares me estoy acordando de México mientras ellos, allí, también han sabido de vosotros, de la anticrónica.

Desde el otro lado del charco, os están mirando. Topareños: no os calléis. Reclamad lo que os corresponde, no perdonéis nunca lo que os deben.

Nuestra película fue confiscada por la Guardia Civil, cuando la estábamos viendo juntos en el salón parroquial. Topares se convirtió ese día en Fuenteovejuna, todos a una, consiguiendo que el cabo no se llevara la anticrónica ni al maestro esposado por decir que no podíamos creernos lo que contaba la televisión.

Termino con la misma frase del pregón que yo mismo eché hace 35 en las fiestas de San Isidro, que nunca antes habían llevado pregón. Era mayo de 1975… y Franco vivía aún:

Los proyectos para que esta aldea salga del olvido ya están en las carpetas oficiales. Si estas líneas sirven para agilizarlos, será la primera vezque el anuncio de las fiestas trae carretera, agua, médico y teléfono a un pueblo.


(Pregón de José-María Siles en las fiestas de Topares, agosto de 2009)

anticrónica de un pueblo

julian_completa_bn31Después de escuchar a doña María decidí hacer ‘Anticrónicas de un pueblo‘. Era el invierno de 1974. Esta semana, 34 años después, voy a Topares para rendir homenaje a doña María: la mujer que se atrevió a escribirle a Franco para decirle que su pueblo no era como el de “Crónicas de un pueblo”. Vuelvo a Topares, pero antes quiero pasar por el cuartelillo de la Guardia Civil de María. Donde el sargento al frente del cuartelillo me repetía una y otra vez, moviendo la cabeza de un lado a otro:

Pero don José: cómo se le ocurre a usted, que es el maestro, decirle a la gente de Topares que no se crean lo que dice Televisión Española… Sigue leyendo

we are correspondents, somos corresponsales

siles_a-news_brusselsNever heard about us? Don’t worry. We are the new kids on the blog. My name is José-María Siles: Spanish, journalist, foreign correspondent… I’m the director of [a] news, the correspondent agency. I have spent more than 20 years working for the National TV of Spain. TVE is now the past: thanks a lot, Torrespaña for all that you gave us… Being a TVE correspondent all over the world I had the best way of communicating. All my knowledge and my know-how is going to be essential for our challenges. I left TVE and I am back on the track, in Brussels: reborn, full of energy, working together with a new generation of journalists.

a por la troika

sarko-zapateroEl Tratado de Lisboa se retrasa. Por lo menos un año es lo que tendrá que esperar el futuro presidente de Europa para que se le vea, y nosotros para saber quién es. Y también tendrán que esperar 4 eurodiputados españoles, elegidos el próximo mes de junio; espera igualmente para el ministro de Exteriores de la Unión (que no se llamará ministro), para el nuevo reparto de votos (sigue vigente Niza)  y para el aumento de competencias de la eurocámara. Sigue leyendo

‘el pocero’ no estará de acuerdo

obama-capitolioEstoy un poco cansado de hablar de la agencia de corresponsales: el que no lo entienda que lea lo que ya hemos escribo (hasta la saciedad), que vea los vídeos, que se tome un café o que se entretenga haciendo un par de amigos en facebook. Yo voy a dedicarme al último discurso de Obama, porque el señor presidente electo de los EEUU reconoce que la crisis no se resuelve ayudando a los bancos. Pero antes no quiero retrasar un pequeño agradecimiento a mis compañeros corresponsales, a todos y cada uno de los que han contribuído a que en nuestras 34 horas de directo desde la cumbre, el jueves y el viernes, hayamos podido oir las lenguas de las ONU y la veintena de lenguas oficiales de la UE.

Suelen ser los periodistas, mis compañeros corresponsales a los que no acabo de pasar el mensaje. Los periodistas del Este, los nuevos europeos, tengo que decir que son más sensibles aunque una joven colega polaca me soltó en la cumbre antes de entrevistarla: ‘¡Anews, qué bien! Ahora lo veo más claro, al principio había demasiadas cosas juntas”. La corresponsal tiene razón, no sueles acertar a la primera cuando empiezas cosas nuevas. Aunque no todos lo toman como algo nuevo, al contrario. Sigue leyendo

obama y 'el pocero'

jms1_blog_pq4Vamos a dedicarle esta entrada al discurso semanal de Obama por internet. El presidente electo de los EEUU reconoce que la crisis hay que empezar a solucionarla por donde empezó: en las hipotecas-basura, aunque las familias tienen derecho a un hogar, no se pueden quedar en la calle. El jueves, en la cena de la cumbre europea, ZP le pedía a Barroso y a Trichet que hagan lo que tienen que hacer para que los 200.000 millones de ayuda pública, el 1,5 % del PIB comunitario, no se quede en los bancos.

Antes de seguir, no quiero retrasar más el agradecimiento a mis compañeros corresponsales, a todos y cada uno dezapatero_barroso los que han contribuído a que en nuestras 34 horas de directo desde la cumbre, el jueves y viernes pasados, hayamos podido oir las lenguas de las ONU y la veintena de lenguas oficiales de la UE… en directo, en [a] news. (sigue en mi blog)