archivo | [a] news Feed RSS para esta sección

el comunista que tiró el muro

schabowski2

El error de Schabowski

Un error de Günter Schabowski, capitoste del régimen germano-oriental, provocó la caída del Muro de Berlín.

Estamos en una rueda de prensa en Berlín-Este. Habla el responsable de medios de comunicación del Comité Central del SED, que debate desde las 10 de la mañana lo que se debe hacer frente a la huída masiva de alemanes del Este, refugiados en las embajadas de Alemania Occidental en Budapest, Praga y Varsovia. Lo que estaba anunciando este hombre no es lo que quería Berlín-Este, Günter Schabowski se había hecho un lío y lo iba a pagar caro.

Lo que contó Schabowski a la prensa no era lo que se había decidido en el Comité Central del Partido Socialista Unificado, ni tampoco lo que debía ser la nueva normativa para viajar al extranjero de los que querían irse y no volver, para que lo hicieran libremente, sin trabas, para evitar los conflictos ocasionados a países ‘hermanos’ con las fugas masivas y el asalto de embajadas. Schabowski anunció libertad para viajar, pero lo que el régimen quería era canalizar las salidas masivas porque Moscú lo exigía.

▲▲▲

minuto a minuto, así cayó el muro de berlín

▲▲▲


Anuncios

Visa-frei… bis Shanghai

wir_sind_ein_volk_leipzigdemo

El grito “wir sind das Volk”, somos el pueblo, salió de estas manifestaciones en Leipzig y fue coreado pronto en las cuatro esquinas de la RDA. Fue el eslógan más oído en aquella revolución pacífica, junto con aquel otro: el muro tiene que desaparecer, mucho más rítmico y contundente en el idioma de Goethe: “Die Mauer muss weg”.

Las demostraciones de los lunes desembocaron en la gran concentración de Alexanderplatz, el 4 de noviembre, en la que llegó a tomar la palabra para prometer reformar el mismísimo Schabowski, comisionado por el Comité Central del SED. Allí, en el centro histórico de Berlín, junto a la torre de la televisión del Este, medio millón de alemanns del Este dejaron claro, y lo dijeron bien fuerte, que ellos no se querían ir. Pero exigían libertad y democracia. Y que se abrieran las fonteras para poder viajar.

Muchas lunes antes, meses atrás, un millar de personas concentradas en la plaza de la Nikolkirche de Leipzig gritan “Stasi raus”, y “Reisefreiheit statt Massenflucht”. Fuera secretas y libertad pra viajar en vez de fugas masivas. Estos alemanes del este que comienza la revolución de otoño no se quieren ir al Oeste, pero reclaman democracia.

El régimen golpea duro al pueblo disidente el lunes siguiente. Pero la brutal intervención de los antidisturbios en Leipzig no acaba con la manifestación de los lunes. La semana siguiente serán ya 8.000 los manifestantes: la ola empuja, imparable, mientras cada día cientos de alemanes del este se siguen refugiando en las embajadas de la RFA en Budapest, Praga y Varsovia: los tres países más abiertos a los nuevos tiempos que impulsa la perestroika de Gorbachov.

La Oposición había estado creciendo lentamente, pero firme, alentada por la iglesia evangélica. En los oficios de los lunes, los pastores alentaban la resistencia pasiva y la no violencia. Era un movimiento patriótico, incluso nacionalista. No era la reunificación lo que se pedía sino la libertad. De esos círculos cristianos saldrían los primeros partidos, que luego se irían diluyendo en las fuerzas políticas del Oeste.

café con leche y un cruasán

Bruselas, cementerio de Ixelles, café-au-lait et un croissant, Au Pain Quotidien (Flip-camera, aNews).

la movida de Berlín

mdaberlin

Antes de que cayera el Muro, Berlín ya vivía su movida. En realidad, había dos movidas bien distintas, pero movidas a fin de cuentas: la de Berlín-Este y la de Berlín-Oeste. Por eso escribía en agosto de 1989, tres meses antes de que cayera el Muro, que Berlín seguía siendo distinta a las otras ciudades alemanes siete siglos y medio después de su fundación.

Tierra de asilo y lugar de encuentro de centenar y medio de culturas, cuando cae la noche los dos Berlines se convertían en el punto de referencia de la movida alemana y centroeuropea. En 1989 contábamos la movida de Berlín en el semanario español Cambio 16 pocas semanas antes de la caída del Muro. Primera parte.
Sigue leyendo

el día en que cayó el Muro de Berlín

muro

Berlin, 9 de Noviembre de 1989

09:14 Checkpoint-Charly. Esta mañana los guardias de fronteras son especialmente amables, ya nos conocen: somos los de Televisión Española, que pasan de un Berlín al otro varias veces al día. Saben que llevamos todos los permisos del Ministerio para la Seguridad del Estado en regla. Pero no nos libramos del registro minucioso del coche ni de pagar los 25 DM por persona y día.

09:32  Friedrichsstrasse, Berlín-EsteEstoy con Esteban González (cámara de TVE), el ayudante de sonido José Antonio Herrero y la productora Cristina. Escuchamos en la radio de Berlín Occidental que los alemanes del  Este siguen huyendo en sus trabis al Oeste a través de la frontera de Hungría. Conocemos cómo lo hacen porque hemos estado todo el verano en esa frontera y en las embajadas ocupadas. Hoy se espera otra manifestación en las calles de Berlín-Este.

 

Sigue leyendo

cierra los ojos

El European TV Network nacía para ver Europa cvon otros ojos, o mejor aún: con muchos ojos. Profesionales de la información de una veintena de países buscaban more than one perspective… más de una perspectiva, desde Europa.

La nueva Comisión Europea (Barroso-2) cerró los ojos… y bloqueó este espléndido proyecto en el que habían estado trabajando, durante dos años, 40 canales de televisiones públicas europeas, con fuerte participación española.

¡Qué lástima y qué falta de perspectiva!

 

aNews

Reporting on Europe, aNews, Brussels.

Sarajevo, año cero (comienzo)

Con la Guardia Civil y la fuerza de paz. Un reportaje de José-María Siles para Informe Semanal, TVE, 1996. 15’38” (dos videos)

La paz da los primeros pasos después del cerco de Sarajevo y los acuerdos de Dayton. La guerra de Bosnia duró poco más de tres años y causó cerca de 100.000 víctimas entre civiles y militares y 1,8 millones de desplazados. De las 97.207 víctimas totales documentadas, el 65% fueron bosnios musulmanes y el 25% serbios. Dentro de las víctimas civiles, el 83% correspondió a bosnios.
 

El corrido de Rosendo Radilla en anews.eu

“Voy a cantar un corrido, se lo dedico a mi padre…”(“El corrido del derecho a saber”)

Rosendo Radilla Martínez, uno de los 12 hijos supervivientes de Rosendo Radilla, tenía once años cuando fue testigo de la detención de su padre por una patrulla militar en el estado de Guerrero, México. Radilla Martínez canta 35 años después un corrido en homenaje a su padre, del que nunca más se volvió a saber. Rosendo Radilla es uno de los 1200 desaparecidos de la ‘guerra sucia’ del ejército mexicano contra la población civil en los 70 y 80. La Corte Interamericana de Derechos Humanos condená a México por el caso Radilla en 2009.