archivo | febrero, 2011

jugando al estratego

En Bruselas, los periodistas nos guiamos por estereotipos nacionales. Ha ocurrido siempre. Recuerdo lo mal que lo pasé, siendo corresponsal en Berlín, cuando el gobierno de Aznar dejó sin dormir toda una noche al canciller Schröder y a todos sus colegas europeos porque España reclamaba más dinero de los fondos europeos.

Europa quiere más peso en las escena mundial.

Europa quiere más peso en las escena mundial.

Decía que lo pasé mal porque en las cumbres se reproduce, entre colegas periodistas, el mismo escenario que dentro de las reuniones. Y si los irlandeses votan no a Lisboa, los corresponsales nos cebamos en los compañeros de la prensa irlandesa. Así, cuando te invitan a una mesa redonda, o cuadrada, los organizadores tienen muy en cuenta el equilibrio entre europeístas (etiqueta que llevamos con gusto los españoles) y europesimistas (casi de exclusividad británica). Aquella fría madrugada de 1999 en Berlín, lo juro, todos me consideraron un apestado por culpa de Aznar.

Sigue leyendo

el puente de los espías

glienecker brücke

Aunque fuera conocido durante la guerra fría como el puente de los espías de los espías, el Glienicker Brücke solamente fue escenario de intercambios en tres ocasiones: en 1962, 1985 y 1986. El 10 de noviembre de 1989, este puente era abierto después de 28 años cerrado, abriendo otra brecha en el Muro. Leer más en el diario de un muro.

__________________________________________________

todos bajo sospecha

daslabederanderen

La amante deseada por el ministro y el escritor maldito. "La vida de los otros", 2007.

Me topé con muchos stasis en los años que fui corresponsal en Alemania y viajaba casi todos los meses a la otra Alemania. Los traté en Berlín, zanganeando en lobbies y bares de hoteles de lujo, buscando la pieza en sus ropas grises y apestando a régimen. Eran 91.000 cuando cayó el Muro de Berlín, escudo y espada del partido que tenían aterrorizada a la población. [más]

__________________________________________________

El Muro de Berlín, Diario de un Corresponsal.