archivo | 11/02/2010

de momento, bla-bla-bla

Bellas palabras en la cumbre de la biblioteca. Un belga se estrenaba como presidente y elegía una biblioteca histórica de la capital europea para invitar a comer a los 27. Una comida tranquila… porque el pescado estaba ya vendido. Francia y Alemania han aceptado un acuerdo político que garantiza las malas cuentas de países como Grecia. Pero la cumbre de Bruselas no nos ha traído nada nuevo.

Grecia en las manos de Alemania y Francia.

El palo y la zanahoria, solidaridad y mano dura es lo que recibe el gobierno griego. Pero de momento se trata solamente de buenas intenciones, que los mercados han acogido con frialdad. España ha dicho que sí donde le han dicho que diga que sí, pero no ha pintado mucho en toda la escenificación a pesar de tener la Presidencia de la Unión Europea. Sigue leyendo