archivo | octubre, 2009

fumando espero

europe_working_in_progress

Europa, en construcción.

No quiero contarles cómo nos sentimos los que tenemos que trabajar cada día en el barrio europeo, en el corazón de Bruselas y en el corazón de Europa. La última gracia que se les ha ocurrido a los arquitectos del Gobierno (belga) es subir tres centímetros el edificio del Résidence Palace, donde está el Centro Internacional de Prensa, para ampliar el Consejo. Cada vez que se reúnen los líderes europeos se diría que también se dedican a moverse entre andamios, en complejas coreografías de diseño estratégico con las que se va construyendo Europa.

España, dice Zapatero, estaría dispuesta a contribuir voluntariamente al fondo europeo de entre 5.000 y 7.000 millones de euros destinados a países en vías de desarrollo, empezando por los del Este miembros de la UE. Pero Hungría encabeza el grupo de disidentes que, una vez más, consideran insuficiente esa cantidad para firmar el acuerdo de Copenhague que deberá sustituir el protocolo de Kyoto. Seal the deal! reclama Naciones Unidas, pero para llegar a un acuerdo es necesario que alguien pague la factura.

Después de 24 horas de reuniones en Bruselas, los 27 se han despedido esta vez sabiendo que nada de lo que han hablado tiene fácil solución y que seguramente les espera una o dos cumbres extraordinarias antes de Navidad para resolver las divergencias sobre los cargos institucionales. Aparte del cambio climático y la financiación de los ricos, para que los países puedan adecuar sus estructuras a las exigencias de una economía sostenible.

Del resto ya sabíamos que no íbamos a poder dar noticias. El presidente de Europa (del Consejo Europeo en realidad), tendrá que esperar. Ahí se quedan, fumándose un puro, Tony Blair y Paavo Lipponen, Jan (HarryPotter) Balkenende y Jean-Claude Mr.Euro Juncker, aparte de don Felipe González… y los candidatos (menos identificables) para el puesto de Alto representante para la política exterior de la Unión.

Sigue leyendo

el espíritu de sevilla

EBU, RTBF, Canal Sur TV y aNews, en el plenario de ETVN Sevilla

Pierre Duret (EBU), Alexandre Pletser (RTBF), Pablo Carrasco (Canal Sur TV) y José-María Siles (aNews) durante el plenario de ETVN en Sevilla

Invitadas por Canal Sur, se han reunido en Sevilla una treintena de televisiones europeas de la ETVN, la red europea de cadenas públicas de televisión que compiten por el llamado contrato del siglo. Se trata de hacer información europea, de hablar de Europa desde otra perspectiva para que la gente se entere de lo que pasa desde la independencia y la credibilidad. En unas semanas, Bruselas decidirá a quien le dan el jugoso contrato. Aparte del consorcio de las cadenas públicas, nacionales y autonómicas, coordinadas por EBU-Eurovisión, también están luchando por el mismo contrato las privadas.

Y se preguntarán ustedes: a que viene tanto interés de la Comisión Europea por dar dinero a los servicios informativos que quieran hablar de Europa, sin condiciones editoriales por supuesto. Porque se trata de contribuir a la producción de programas que faciliten el diálogo y la discusión en el foro público poniéndolos en una plataforma interactiva, en Internet.

Recordemos un par de datos. Nunca jamás hubo una maquinaria tan poderosa para la comunicación como la que tienen dos instituciones europeas (el Parlamento y la Comisión) para contarnos Europa. Impávido ante tanto derroche, el europeo sigue a su bola. Miren las cifras de participación en las últimas europeas.

Tal vez por eso han decidido darle otra vuelta al tema de la comunicación, intentarlo de otra manera. Y se les ha ocurrido dar recursos a los profesionales para que nosotros les contemos a un andaluz y a un lituano lo que tienen en común… y lo que nos puede separar. Mucho por delante para hablar y para contar.

ebuAquí tenemos a tres consorcios, la flor y nata de las televisiones públicas y privadas de los 27. Por un lado,  Eurovisión y las televisiones públicas europeas; enfrente, un consorcio de televisiones privadas que han acudido a Bruselas al olor del dinero. En el primer grupo, las autonómicas españolas; en el segundo, Antena 3 y Telecinco, de la mano aunque nos parezca chocante. En tercera posición, un grupo de televisiones locales encabezadas por la británica ITN.

Hay en juego hasta 71 millones de euros para producir noticias y programas informativos con la línea editorial en manos de los profesionales. Es decir, que si hay que hablar bien de Europa, pues se habla.

para poder opinar

Haz clic para ver vídeos del cambio climático.

El Parlamento Europeo exige a la Unión que en Copenhague seamos los líderes de la lucha contra el cambio climático. Gracias a la crisis, que ha reducido drásticamente la actividad industrial, Europa se presentará en la Conferencia de Naciones Unidas con los deberes de Kioto hechos. Y con un órdago preparado para arrancar un acuerdo vinculante. No será tarea fácil, porque aunque Obama haya enseñado la patita, EEUU todavía está lejos de aceptar un compromiso que vaya más allá de la declaración de buenas intenciones…

China también anuncia un compromiso, pero jugando con las cifras para camuflar que no mueven ficha. Al final, nada de nada. No parece que habrá grandes avances en Copenhague a pesar de que los líderes de la UE insistan en presentarse con ofertas tan atractivas que los demás sigan su ejemplo. Un poco de ingenuidad hay en esa posición, aunque hay que alabar el esfuerzo y el sentido de la responsabilidad.

plásticos con cremallera

¿Quo Vadis Europa? Si te refieres a qué estamos haciendo en Afganistán, reconozco que me he perdido. El presidente Karzai, nuestro protegido, acaba de ganas una elecciones con la ONU acusándolo de fraude; Angela Merkel va a ganar las suyas, con dos de cada tres alemanes en contra de tener soldados alemanes en Agfanistán.

siles_pq3

La presidencia sueca de la Unión Europea se queja de la misión de la OTAN contra los talibanes, porque Occidente está en Afganistán para reconstruir el país y no para que nuestros aviones maten mujeres y niños. Aparte de las declaraciones oficiales, más o menos atinadas, a nadie parece importarle mucho que eso ocurra. Segura de tener en el bolsillo su reelección a finales de mes, la cancillera declara muy segura que los soldados alemanes no se irán de Afganistán hasta 2014. Incluso entonces, el síndrome afgano todavía será un problema por resolver. Entretanto, los talibanes seguirán enviándonos a casa bolsas de plástico negras con cremallera.

funeral

Morir en Afganistán

Sigue leyendo

alemán rico, alemán pobre

Ocho meses después de la caída del Muro de Berlín, el 30 de junio de 1990 los alemanes del Este podían cambiar sus marcos-chatarra por los flamantes deutsche-Mark, DM. Era la puntilla para la RDA, que solamente aguantaría cuatro meses más hasta la reunificación. El DM sería también víctima de la caída del Muro, porque la condición que el presidente François Mitterrand le puso a su colega Helmut Kohl para la reunificación fue la unión monetaria… europea. El euro nació para neutralizar a la nueva Alemania reunificada, que tanto susto daba a franceses y británicos. Pero esa es ya otra historia.

Primero cayó el Muro, después vino la unión monetaria y por fín la reunificación.
Primero cayó el Muro, después vino la unión monetaria y por fín la reunificación.


Sigue leyendo

la bufanda roja

DF-ST-91-03542

Walter Momper, el alcalde de la bufanda roja, en Berlín al día siguiente de que cayera el Muro.

Nunca nadie había desafinado tanto como Helmut Kohl cantando el himno alemán aquella tarde/noche en Berlín, 24 horas después de que cayera el Muro. Los gorgoritos de Kohl se mezclaban con los pitos de los berlineses. Minuto 1:04 de este vídeo. el canciller germano-occidental no era popular en la ciudad dividida. Y menos ese día, enque parecía que estaba allí para hacerse la foto, para apuntarse el tanto. Especialmente sensibles con lo que estaba pasando, y sensibles con las declaraciones de los políticos occidentales, que no querían reclamar el fin de la división entre el Este y el Oeste, el pueblo de Berlín abucheó sin complejos a su canciller en vez de cantar el himno alemán. Sigue leyendo

berlín, 20 años después

Klaus Wowereit, alcalde de Berlín, con la maqueta del 'efecto dominó' junto a la Puerta de Brandemburgo.

Klaus Wowereit, alcalde de Berlín, con la maqueta del 'efecto dominó' junto a la Puerta de Brandemburgo.

Mil fichas gigantes de dominó, de colores, están siendo colocadas siguiendo la línea del Muro de Berlín, entre el Este y el Oeste, en una ciudad dividida de 1945 a 1989. En la tarde/noche del 9 de noviembre, en algo más de cuatro semanas, se cumplirá el vigésimo aniversario de la caída del Muro. En ese mismo momento simbólico, las 7 y 29 minutos de la tarde, unos niños empujarán la primera ficha… y el Muro de Berlín caerá de nuevo. Y con él, día a día, semana a semana, antes de las Navidades habrá desaparecido el comunismo en la Europa del Este. Sigue leyendo