archivo | septiembre, 2009

en directo desde el muro de berlín

Una empresa de supermercados del Oeste regala tabletas de chocolates a los alemanes del Este, al pie del Muro. Estamos en la Bernauerstrasse donde tantos habían muerto intentado saltar el Muro. Doce horas antes había caído el Muro.

Vodpod videos no longer available.
La glasnot y la perestroika de Gorbachov crearon las condiciones favorables, pero Mijaíl Gorbachov no tiró abajo el Muro de Berlín sino los alemanes del este. Cientos de miles, huyendo al Este a través de las embajadas de Alemania Occidental en el este; cientos de miles más reclamando en las de la RDA que ellos eran el pueblo y exigiendo libertad.

Fue la revolución pacífica de otoño lo que hizo posible la caída del Muro de Berlín.

Me gusta decir que si el Muro de Berlín cayera esta noche, nosotros ya estaríamos allí. En 1989 yo era corresponsal de Televisión Española en Alemania, en Bonn, pero habíamos desplegado un operativo en los dos berlines y por eso fuímos los primeros en llegar. Incluso antes que la televisión alemana, que luego utilizaría nuestras imágenes en el espléndido y exhaustivo reportaje sobre las horas que precedieron a la caída del Muro: “Als der Mauer fiel”, ARD, 1999.

Hemos recuperado la secuencia de la Bernauerstrasse porque no hacen falta palabras para describir esos momentos históricos que cambiaron Europa y el mundo. Van a ver, entre estas imágenes sin montar las distintas versiones de la ‘entradilla’ que utilizamos ese 10 de noviembre de 1989 en la crónica del telediario de las 3 de la tarde.

No puedo ocultar la ‘empanada’ de 36 horas sin dormir ni el escalofrío de vivir momentos irrepetibles. Siempre digo, que aquella noche en Berlín pude vivir los momentos más hermosos de toda mi vida de corresponsal. Lo que pregunto al cámara (en alemán) es si está viendo el muro (jo-sé-ma-ría, bitte!); luego insisto en si está grabando cómo pasa la gente (doing!); y por fin, si no está muy cerca la cámara (el gran angular me acaba sacando ‘monstruo’, con esas gafas ridículas, entonces de moda).

En otro momento de la entradilla tenemos que volver a empezar porque hablo en diagonal, mirando al micro. Cuando los corresponsales de televisión hacemos crónicas para el telediario, nuestro ’speech’ no suele salirnos a la primera: hay que repetir (y repetir) y muchas veces grabamos auténticas burradas, que evidentemente nunca salen al aire. Pero vamos a ver lo que decíamos ayer: cientos de miles de alemanes del otros lado pisan por primer vez Berlín-Oeste en busca de su primer ‘picnic’ en libertad. Por unas horas, Berlín-Este se queda literalmente vacío.

en directo desde el muro de berlín

Tambores de paz en el Congo

José-María Siles para Informe Semanal, TVE, Junio de 2006. El reportaje arranca y termina en un parque del zoo de Kinshasha, con una banda de músicos parapléjicos (Staff Benda Bilili) cantando una canción-promo de las elecciones libres. Vivimos con los niños soldados y rodamos una danza de guerra de los mai-mais… adolescentes cargados de armamento y con una sola idea, una sola ideología: “Mata tú antes de que te maten a ti”.

Vodpod videos no longer available.

La entrega de Eliancito, el niño-balsero

José-María Siles para los telediarios de TVE.

Vodpod videos no longer available.

La historia no me absolverá

Reconozco que me siento culpable. Si este hombre llega a ser presidente de México, la Historia no me absolverá. Cuando Televisa contrató a nuestra agencia de corresponsales para cubrir la visita del gobernador Peña Nieto a Turquía, yo estaba poniendo claramente en peligro mi independencia profesional.

José Luis Arévalo, director de Internacional de Noticieros Televisa me despertó un jueves de marzo para decirme que Leonardo Kourchenko consideraba absolutamente prioritario ir a Estambul, y querían que fuese yo el corresponsal. Eso ocurría esta pasada primavera, cuando Enrique Peña Nieto iba a visitar el Foro Mundial del Agua.

No hay problema de presupuesto, me dijeron desde el DF: ” Televisa cobra del Estado de México (sic) y Enrique Peña Nieto es una prioridad informativa. Además, tenemos un acuerdo con ellos para cobrar por esas coberturas.”

José Luis Arévalo nos pidió dos crónicas diarias durante toda una semana, para las noticias, sin pararse a pensar que la visita de Peña Nieto iba a durar solamente un par de días. Confieso que no me gustó nada el panorama, pero me faltaron reflejos y desconocía las reglas del juego de la política mexicana. Sin embargo acerté a preguntar, absolutamente sorprendido: ¿Los mexiqueneses van a pagar a Televisa por las crónicas de un enviado especial a Estambul? ¿Hablas en serio, José Luis?

Hombre, José María, Enrique Peña Nieto va a ser el próximo presidente de México, y nosotros estamos a las órdenes para cubrir sus actividades públicas con mucho gusto.

No sé si Televisa ha pasado ya la factura al gobernador Peña Nieto, pero a nosotros se niegan a pagarnos lo que nos deben. La gente, que es muy malvada, se ríe cuando les cuento nuestrasdesventuras con Televisa y Peña Nieto.

Eres un ingenuo, colega Siles. Deberías haber sabido cómo se las gastan por aquí. Lo que te ha ocurrido ha dejado de ser noticia en México, porque para desgracia nuestra ocurre todos los días.

Luego me he enterado que Peña Nieto, político ambicioso y populista, no tenía pensado asistir al World Water Forum donde el Estado de México entregaba un premio internacional. Pero cuando sus asesores pudieron confirmar que las cámaras de Televisa le estarían esperando en Estambul, gracias a la diligencia del vicepresidente Kurchenko que esos días celebraba sus esponsales, a don Enrique le faltó tiempo para tomar el primer avión.

POSTDATA. Llegan a Bruselas ecos de la polémica de estos últimos días en México a raíz del relato de Jenaro Villamil, publicado por el semanario ‘Proceso’. Televisa no ha dedicado ni una línea informativa a la aparición del libro “Peña Nieto, si yo fuera presidente”, pero ha lanzado toda su artillería pesada para intentar desprestigiar a Villamil. El periodista ha retado a los chicos de Azcárraga a un debate con papeles. Yo tengo una deuda con los mexicanos, me  apunto al debate. 

▲▲▲

la última entrevista de carrillo en el exilio

carrillo_diario_crop

En aquella entrevista, la primera con el líder comunista, después de 37 años de exilio, Santiago Carrillo ya se había probado la peluca y se había paseado con ella por las Ramblas de Barcelona. José-María Brunet y yo no lo supimos entonces, cuando pasamos siete horas con él en su exilio de París. La entrevista la hicimos en casa en un suburbio parisino un fin de semana. Brunet y yo  éramos becarios entonces en el ‘Diario de Barcelona’, El BrusiEra, la última entrevista de Carrillo en el exilio… y a nosotros y casi nos echan del periódico por habernos ido a entrevistarlo sin contárselo a nadie. Creo que nos salvó Miguel Ángel Bastenier, jefe de Internacional en aquel entonces, que supo reconocer el valor de aquellos dos locos en busca de la exclusiva.


Sigue leyendo

Tambores de paz en el Congo

José-María Siles para Informe Semanal, TVE, Junio de 2006. El reportaje arranca y termina en un parque del zoo de Kinshasha, con una banda de músicos parapléjicos (Staff Benda Bilili) cantando una canción-promo de las elecciones libres. Vivimos con los niños soldados y rodamos una danza de guerra de los mai-mais… adolescentes cargados de armamento y con una sola idea, una sola ideología: “Mata tú antes de que te maten a ti”.

Rodado para Televisión Española en víspera de las primeras elecciones democráticas desde la independencia.

 

A decade of wars, four million dead… copper, gold, diamonds and tantalum. congo is exploted, sold, exhausted. 

en peligro de extinción

www.anews.eu/es

http://www.anews.eu/es ... el periodismo con glamour.

Los corresponsales somos una especie en peligro de extinción. Y no tenemos ningún futuro si no nos espabilamos. En aNews somos corresponsales de televisión, pero internet está en el centro de nuestra estrategia de nuevos periodistas.

Somos una productora de corresponsales con un concepto nuevo. Demostrando, en tiempos de crisis, que se puede producir con la misma calidad y a mucho menor coste. Estando el momento oportuno y en el lugar adecuado, como norma. Sabiendo que el nuevo periodismo exige dar más por menos, nunca al revés.

Nuestra agencia de corresponsales cumplirá pronto un año, la caída del Muro de Berlín 20. Entonces con TVE y ahora en aNews, siempre he luchado por el rigor y la calidad en la información con espíritu pionero, buscando cada día un nuevo desafío, una nueva frontera. Si el Muro de Berlín cayera de nuevo esta noche, nosotros ya estaríamos allí. [más] Sigue leyendo

berlín, 20 años después

▲▲▲

elmurodeberlin.eu

berlin_brandenburg_gate_while_small

El jurado del Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, concedido hoy a Berlín, ha querido destacar la importancia del XX aniversario de caída del Muro para recordar tanto a quienes lucharon por la libertad, cuando había dos Alemanias, como a los millones de ciudadanos que fueron capaces de construir una sociedad abierta, acogedora y creativa , sobre las cicatrices de la división. El jurado considera que Berlín ha sido “un nudo de concordia en el corazón de Alemania y de Europa, que contribuye al entendimiento, la convivencia, la justicia, la paz y la libertad en el mundo”. Sigue leyendo

europa se paraliza

barroso

José Manuel Durão Barroso, en puertas de ser reelegido presidente de la Comisión Europea por cinco años más.

Desde antes del verano, Europa está cerrada… por referendum. Hasta que se vea lo que pasa el 2 de octubre, en Irlanda, aquí no se mueve nada, no se decide nada, no se firma niente. Dicen que nos jugamos mucho con el sí irlandés; yo pienso que menos de lo que pretenden hacernos creer. En todo caso, resulta divertido pensar que los irlandeses podrían verse obligados a organizar referendos hasta que la gente acabe diciendo sí (de una puñetera vez) al Tratado de Lisboa. Es que no se enteran. ¿Pero, quién no se entera? [más] Sigue leyendo

la tercera oreja

▲▲▲

elmurodeberlin.eu

Si me lo permiten, discrepo. Lo de la ‘responsabilidad colectiva’ es una absoluta majadería. O por lo menos, una inmoralidad. No es fácil tirar la primera piedra, incluso para quienes no hemos tenido nada que ver ni con el franquismo ni con el comunismo ni con nada de nada. Tenía yo… ¿16 años? cuando visité por primera vez Alemania. Entonces no sabía ni alemán, ni francés, ni inglés… ni ná de ná. ¿Qué podía saber yo viniendo de Almería? Sigue leyendo