archivo | 26/01/2009

topares revisited

Provincia-Almeria

El periodista, Jose María Siles, regresa a Topares 34 años después de rodar la película La cinta original desapareció en un accidente, pero existe el compromiso de hacer una nueva película. TEXTO Y FOTOS: | LÁZARO MARTÍNEZ / TOPARES / PARA ‘IDEAL DE GRANADA’
Anticrónica de un pueblo
Han pasado 34 años de la proyección de ‘Anticrónicas de un pueblo’, y todo la localidad de Topares vuelve a reunirse en el antiguo salón parroquial, hoy bar el Corralillo, en torno al entonces maestro y hoy periodista José María Siles.
No falta nadie, desde el más pequeño al más anciano, todos esperan ver y recordar ese trozo de historia que José María rodó en súper 8 mm.
Es media mañana y mientras esperamos a subir al salón de plenos del ayuntamiento de Vélez Blanco, José María Siles narra a todos los que nos encontramos junto a él, las vivencias y recuerdos que tiene de Topares. No deja de hablar y de gesticular es como si lo que vivió hace tres décadas lo estuviera experimentando nuevamente.
La espontaneidad de la calle se vuelve protocolaria al sentarse en el plenario junto a Dietmar Roth, concejal de cultura y Julián Pablo Díaz miembro del IEA además de los concejales de Topares, Alfonso Serrano y Pilar García, además de contar con la presencia del diputado de Vivienda, Juan Martínez.
COMPROMISOS
En un acto sencillo Roth le entrega como obsequio a José María Siles y a Julián Pablo Díaz un grabado del alzado del castillo. En esta pequeña reunión, Siles, arrancará a los políticos el compromiso por una parte, de dar visibilidad a todos los materiales antiguos que se puedan recuperar de Vélez Blanco y por otra, volver a realizar una nueva película sobre Topares 35 años después.
Desde el ayuntamiento marchamos para Topares, y la primera parada, no podía se de otro modo la escuela. En ella había sido maestro José María Siles, una escuela unitaria en la que los niños más grandes ayudaban con lo más pequeños. Este Topares ha cambiado y ha crecido pero sigue manteniendo vivo la misma esencia que José María vivió.
Andamos por el pueblo y recorremos sus calles, y en cada esquina una vivencia o el recuerdo de una persona. Pero sobre todo está el nombre de doña María. Esta anciana escribió a Franco y le contestó prometiéndole la carretera, la luz y el agua, el médico y hasta el cura, pero la promesas del dictador nunca se cumplen y la carta se la leería a José María, el cual con su permiso filmó ‘Anticrónicas de un pueblo’. Los protagonistas de aquella película serían los propios alumnos de José María así como otros maestros.
La proyección fue todo un éxito, pero por decirles a todos los asistentes que no creyeran todo lo que decía televisión española el sargento de la guardia civil detuvo a don José. Ante semejante atropello, todo el pueblo de Topares se armó de valor y recogió firmas para que el maestro fuera liberado. Poco tiempo después la censura franquista prohibió ‘Anticrónicas de un pueblo’.
Topares fue conocido en todo el país y en España se habló de Topares. Hay que trabajar y arrimar el hombro para conseguir lo que se anhela, para lo que por derecho a uno le pertenece y le están quitando. Topares es el reconocimiento de unos derechos que le pertenecen por ser igual que todos.
NUEVA PELÍCULA
Igual que 34 años atrás los topareños vuelven a reunirse en torno a su ‘maestro’ en el mismo lugar pero desgraciadamente la película original ha desaparecido por un desafortunado accidente aunque se conserva una copia en la Filmoteca de Catalunya. La vida de Topares tiene un antes y un después de José María Siles, nos dirá Alfonso Serrano, alcalde pedáneo.
Ahora toca investigar y recuperar ese trozo de historia de modo que ayude a acercarnos al pasado pues es conocer el presente, y en definitiva, llegar a conocernos mejor.
La visita a Topares no ha quedado en balde, existe un compromiso firme de volver a hacer una nueva película de Topares 35 años después.
Tras un buen rato de conversación con los vecinos y visualizar unas fotos de la época la jornada concluye con la actuación de la cuadrilla de Topares y los bailes de un grupo de mujeres. La cuadrilla, en uno de sus aguinaldos, le recordará que aunque es un gran aventurero que nunca ha parado y ha recorrido el mundo entero ‘empezó en Topares’.

hay que obligar a obama

2384869433_a4c14ab492La nieve es blanca y el asfalto sigue siendo negro. Obama lo sabía antes de llegar a jurar dos veces para convertirse en el 44 presidente de lo Estados Unidos. Después de todo, con la que está cayendo, Obama no ha hecho nada diferente de lo que siempre había prometido. Voy siempre a deciros la verdad… y en esa estamos.

Barack ha tenido ya sus primeras trifulcas con la prensa. Primero por unas fotos que solo dejo hacer a los profesionales de la Casa. Despues por un portavoz llamado Robert Gibbs capaz de ningunear preguntas incomodas. Obama empieza a tener que justificar el sueldo antes incluso de cobrarlo. Mas todavía.  No ha cumplido ni la primera semana en el cargo, no ha parado de firmar con la zurda leyes y reformas, congelaciones de sueldo y  compromisos de futuro (se compran planes para salir de Irak con la misma urgencia que cerrar Guantanamo) cuando ya hay voces que se encargan de 489297518_28beeeffa9recordarle compomisos recientes.

Barack Obama hizo una carrera electoral cargada de mensajes. Algunos demócratas, compañeros hoy de gabinete, le acusaban de carecer de programa y de ideas. Obama nunca se lo recriminaba. Volaba alto y hablaba tan claro que todavía hoy son muchos quienes recuerdan sus mensajes. Ahora nadie podrá echarlos en saco roto. Están pegados por todas partes, menos en la página web de la Casa Blanca donde el cambio se ha llevado al idioma español por delante.

Martin Luther King cumpliría esta semana 80 años. Obama tendrá este lunes la posibilidad de encender las velas. Firmará un decreto con el que rescatar de sus cenizas los compromisos de Kyoto. Será un nuevo gesto en esa difícil tarea de escenificar el cambio aún a pesar de que la nieve sigue siendo blanca y el asalto negro.

Obama lo sabía y lo sabe. Hace menos de un año contaba en 2437394249_824e76ed76algunos mitines la historía vivida por A. Philip Randolph y Franklin Delano Roosevelt. El sindicalistas fue obligado por el presidente a cantarle las verdades, segun confesión de Eleonor su esposa. Roosevelt terminó aquel ágape pidendo a Randolph lo mismo que Obama reclamó a quien le había preguntado por cómo resolvería el conflicto entre Israel y Palestina. Soy solo una persona. No puedo hacerlo solo.  Le pido, les pido -dijo Obama- que me obliguen a hacerlo. Y en esas estamos. [ver vídeo]

a certain idea of europe

spaceball1

por qué aburre europa

europa_ropa1

Para un periodista, hablar de Europa suele significar un buen rato de discusión con su redactor jefe que piensa –evidente querido Watson– en que se va a quedar sin audiencia o sin lectores en cuento se mienta Bruselas. Yo disiento, aunque no es fácil demostrarlo cada día. Igual que hay buena y mala literatura, cine de primera y películas b, c y d, pues también pueden haber crónicas de quitarse en sombrero sobre la UE. Pero normalmente no sabemos vestir la historia… como nos explica nuestra firma invitada, Valentina Bonaccorso del European Journalism Centre. Hay que vestir Europa, hay que ponerla guapa. [más]

————————————————————-

2747947876_abebb3c4a1

To all those expats living and working in the capital of Europe, words like “comitology” and acronyms like ‘CAP’ or “QMV” sounds rather familiar. Even if these people are sometimes not fully aware of their real meaning and scope, they can at least come out with an explanation of the field of action they refer to.

If the same question was asked to any European citizen walking in Thessaloniki, Riga, Faro or Dusseldorf, the chances of getting the right answer would be much, much less. Nothing really “new” about what just said to any of the correspondents belonging to one of the largest press corps in the world: the Brussels one.

2467470994_f57bf00995European citizens are by default not interested about the Union they belong to. Unless a scandal involving one of their national leaders breaks out, and/or a law is negatively impacting a specific interest group, the echo of the news is difficult to be heard outside the EU bubble. With the citizens’ interest decreasing and the number of european decisions raising, the challenge of reporting becomes harder and harder.

The main reason being that covering the political developments 2982088771_4592cd5c7cconcurrently happening in different Institutions – each shaping hundreds of proposals and decisions – requires an excellent understanding of the policy agenda as well as the capability of creating “news” where no current awareness or interest exists. It is interesting to find out how newsmen play more and more a remarkable role in the European integration process… certainly more than their Institutional counterparts.