archivo | 11/12/2008

los chicos malos

 

EU-SUMMIT/

Tras las primeras sonrisas, saludos e historietas, los líderes de los 27 ya han iniciado la primera ronda de negociaciones de esta cumbre, la más importante de los ultimos años. Una cumbre en la que no está claro que se pueda llegar a un acuerdo. Italia ya ha anunciado que vetará el paquete energía-clima si no se suaviza el acuerdo y Alemania se muestra reticente a desembolsar más dinero para el plan anticrisis de la Unión Europea. Sarkozy espera sin embargo que los chicos malos se ablanden para poder a llegar un acuerdo sobre los tres puntos principales. Ya ha conseguido el primero.

La cumbre ha respaldado la propuesta de Sarkozy para revitalizar el Tratado de Lisboa e Irlanda celebrará un nuevo referendum antes de noviembre de 2009. El acuerdo para reducir un 20 por ciento las emisiones de CO2 será probablemente el punto de mayor conflicto y Polonia ya ha asegurado que está dispuesta a negociar hasta el próximo domingo si no se llega a un pacto menos exigente.

clima, crisis, irlanda

EU-SUMMIT/

Los líderes de la UE han dado hoy su apoyo al plan contra la crisis propuesto por la Comisión Europea, que prevé destinar fondos equivalentes al 1,5 por ciento del PIB comunitario a impulsar la actividad económica y el empleo, Bruselas cree que la economía europea requiere una inyección de alrededor de 200.000 millones de euros para salir de la recesión. La mayor parte de esa cantidad (170.000 millones) deberán aportarla los Estados miembros, mientras que los 30.000 millones restantes saldrán del presupuesto comunitario y del Banco Europeo de Inversiones.

Hay acuerdo igualmente en cambio climatico y en el prodecimienmto a seguir para sacar adelante el Tratado de Lisboa. Antes de noviembre de 2009, los irlandeses son convocados a las urnas y, para convercerlos de que Europa les interesa (que les interessa) les vamos a ofrecer un comisario porque, a partir de 2014 se quedaban sin cartera. Seguro que les cae dinerillo, que en Europa no falta, y los mimos de Bruselas, que cuando Bruselas se pone a dorar la pildorita, a nadie le va mal.

En cuanto a la crisis y los 200.000 millones, se trata de sumar las medidas nacionales y adjuntar 30.000 de la CE. Alemania, la economía más grande de la UE y la que debería hacer el esfuerzo más cuantioso, se había mostrado hasta ahora reticente a aprobar nuevas medidas coyunturales, porque no quiere poner en riesgo su equilibrada situación presupuestaria y porque prefiere esperar a conocer el resultado de las que ya ha puesto en marcha.

cumbre histórica=noches si dormir

saro_merkel_besoCuidado con la foto: hay amores que matan. Me estoy acordando de Berlín y Niza, cuando los ojos se nos pegaban pero había que seguir contándolo; y recuerdo cuando lo oíamos por la radio: Bruselas para el reloj de las negociaciones de… Ahora ya no paran nada, simplemente prolongan, y se encargan una pizza entre bronca y bronca, y echan una cabezadita en el pasillo. En esas cumbres no gana ni el más duro negociando, ni el más preparado ni el que más razón tiene: en esas cumbres gana el que templa mejor, el que los ver pasar fumándose un puro, el que le aguanta el cuerpo sin dormir.

A ver quién nos da más la nota en esta ocasión: tenemos buenos candidatos. Berlusconi ha sido siempre el preferido bandera_europade los periodistas, nos ha salvado muchos titulares… Hoy y mañana (y quien sabe si el fin de semana también) Merkel y Sarkozy no se van a callar. Los checos, pequeñitos pero matones, también vienen zurrando. Hay mucho en juego: las medidas contra la crisis, desbloquear Lisboa y, sobre todo, el cambio climático. Yo ya me he preparado el termo del café. Sigue leyendo

cuando la vida es una tortura

Dicen que la esperanza es lo último que se pierde, pero, ¿y cuando se pierde?, ¿que queda?. Para Craig Ewert, su vida acabó hace muchos años cuando se le diagnosticó una enfermedad neurológica incurable que produce la progresiva paralización del cuerpo. Ewert decidió morir, grabarse y ahora, la televisión británica, ha decidido mostrar la muerte del cuerpo en directo, el fallecimiento de su esperanza no lo veremos.

“Optar por seguir vivo era lo mismo que elegir el camino de la tortura, en vez de finalizar este viaje y emprender uno nuevo”. Estas fueron las últimas palabras de Craig Ewert, un académico jubilado de 59 años, poco antes de beberse un vaso con una dosis mortal de somnifero con ayuda de una pajita. El golpe a la sensibilidad es potente: lo ha hecho ante las cámaras en un documental que ya está dando la vuelta al mundo, la primera emisión de un suicidio asistido en la historia televisiva.

Polémica servida. Dos bandos, como en todo. Unos dicen que se trata de una fascinación macabra del camino a la muerte. Los defensores, con la propia esposa de Ewert, Mary, al frente confían en que ayude a la gente a “afrontar sus temores” ante el “tabú” de la muerte. En uno de los momentos de la grabación, Craig le da su último beso antes de beber el líquido, y Mary le responde: “Buen viaje. Te veré alguna vez”.

La coincidía con el anuncio de que la justicia británica no imputará a unos padres que ayudaron a morir a su hijo de 23 años, enfermo terminal, en la misma clínica de Zurich a la que acudió Ewert.

Duro documental, durisimo tema: el derecho a morir dignamente

cumbre histórica=noches si dormir

Recuerdo Berlín y Niza, cuando los ojos se nos pegaban pero había que seguir contándolo; y recuerdo cuando lo oíamos por la radio: Bruselas para el reloj de las negociaciones de… Ahora ya no paran nada, simplemente prolongan, y se encargan una pizza entre bronca y bronca, y echan una cabezadita en el pasillo. En esas cumbres no gana ni el más duro negociando, ni el más preparado ni el que más razón tiene: en esas cumbres gana el que templa mejor, el que los ver pasar fumándose un puro, el que le aguanta el cuerpo sin dormir.

A ver quién nos da más la nota en esta ocasión: tenemos buenos candidatos. Berlusconi ha sido siempre el preferido de los periodistas, nos ha salvado muchos titulares… Hoy y mañana (y quien sabe si el fin de semana también) Merkel y Sarkozy no se van a callar. Los checos, pequeñitos pero matones, también vienen zurrando. Hay mucho en juego: las medidas contra la crisis, desbloquear Lisboa y, sobre todo, el cambio climático. Yo ya me he preparado el termo del café.

Qué vamos a escuchar. En primer lugar, argumentos para plantar cara a la crisis. La Comisión propone 200 mil millones de euros más para desacelerar la caída en picado de la actividad económica. Esperando a Barack, habría que decir, porque Europa es consciente de que hay que coordinar medidas con Estados Unidos, aunque las prioridades de ellos y de nosotros no coincidan. Los millones no irán esta vez a los bancos, nos dicen, sino a estimular la creación de empleo. La verdad es que no sé cómo lo hacen, porque al que necesita sacar a flote su empresa, sobre todo si es pyme, ese dinero nunca le llega. Europa, Europa: tan cerca, tan lejos.

Tengo muchas ganas de oir, también, qué nos han preparado nuestros líderes sobre Irlanda, para desboquear Lisboa. Ya escuchamos decir en junio a Nicolas Sarkozy que Francia entendía mucho de eso: cómo hacer que los irlandeses acaben votando sí al tradato de Lisboa. No se si se refería a obligarlos a seguir votándolo, en un proceso ‘sin fin’ hasta que, agotados, se rindan a la evidencia. Ahora ya sabemos que se les va a prometer un comisario permanente en la CE, que los pobres se habían quedado sin él a partir de 2014. Y dinero, que si de dinero se trata, en Europa sobra. Ya lo decía el presidente Barroso: este año, por mucho que nos empeñemos, la UE se quedará con 5 millones de euros colgados, presupuestados y sin gastar. Bruselas les paga una ronda, señores.